Margen para crecer

El comercio Intra-Américas presenta gran potencial de crecimiento, y despuntan las importaciones entre economías latinoamericanas.

Golden Gate
San Francisco, Estados Unidos.

SeaLand reborn with great expectations

Both MCC and Seago Lines have proved the effectiveness of the regional shipping line business model. Being closer to the market with greater operational flexibility, they are able to serve certain valuable customer segments better than Maersk Line. Now the model comes to the Americas, with a famous name and high expectations.

Craig Mygatt, Director Ejecutivo del nuevo SeaLand, espera un crecimiento del volumen por contenedor de más del 6% este año en la región dentro del continente Americano, lo que equivale a un aumento en comparación con el 4,3% del año pasado. Se calcula que el volumen total del comercio alcanza los 3,2 millones de contenedores de cuarenta pies por año. Con apenas una participación del 6% de ese negocio, o aproximadamente 200.000 contenedores, Maersk Line tiene mucho margen para crecer.

Un factor que contribuye al crecimiento actual y esperado de la región es la tendencia entre algunas empresas de trasladar la producción a América Central y del Sur (y también a los EE.UU.) para estar más cerca del mercado de consumo estadounidense.

Con el aumento de salarios en China a una tasa anual del 15% o más durante varios años, hay otras consideraciones, como la distancia, que se tornan cada vez más importantes. Por ejemplo, México se ha convertido en una base regional para los fabricantes de electrónica, indumentaria y automóviles debido a la proximidad con los mercados de los EE. UU. y América Latina, aunque los costos laborales son hasta un 40% más altos que en China.

La ampliación del Canal de Panamá es otro desarrollo que SeaLand espera que traiga oportunidades para que la empresa recoja la carga asiática que se dirige a los EE. UU. en los grandes transportistas Maersk Line, MSC, CMA y otros. Estos transportistas actualmente prefieren el Canal de Suez para la carga con destino a los EE. UU., aunque la ruta sea un 5% más larga, debido a las tarifas de tránsito más bajas por contenedor y los buques mucho más grandes que puede manipular.

La ampliación del canal, esperada para finales de 2015, permitirá el paso de buques de hasta 12.000 unidades equivalente a 20 pies. Si la economía es suficientemente atractiva para los grandes transportistas como Maersk Line, CMA CGM y MSC, estos descargarían en los puertos del Canal de Panamá, como Balboa o Colón, para que los transportistas como SeaLand “transborden” la carga durante el resto del trayecto hasta puertos como Savannah y Charleston en los Estados Unidos.